El Memorial David Booth de básquet no se jugará este año. (Diario de Ibiza)

El Memorial David Booth de baloncesto de este año no se va a disputar, según aseguró ayer Bartolo Serra, presidente del CRiC Ses Salines, club organizador del evento. «No tenemos ningún equipo inscrito. Hubo muchas peticiones al principio, pero no se han traducido en nada», manifestó Serra, quien encontró una explicación clara a la negativa de los clubes: «Es muy caro y difícil llegar a Ibiza. Además, en la Península se han montado un montón de torneos y son mucho más fáciles y económicos los desplazamientos», dijo.

2801

La decisión de la cancelación del torneo, que estaba programado del 16 al 19 de abril, la tomaron los responsables de la entidad de Sant Jordi el pasado martes, en la reunión de la junta directiva. De esta manera, la Semana Santa deportiva de las Pitiusas se queda sin uno de sus grandes referentes. Aunque en los últimos años el campeonato había bajado el nivel de las escuadras participantes con respecto a ediciones pasadas, en 2013 reunió a equipos de las categorías alevín, infantil, cadete, júnior y sénior (tanto masculinos como femeninos).

En 2011 sucedió lo mismo que en este curso, ya que se anuló definitivamente el memorial después de haber postergado sus fechas. Tras encontrar complicaciones en las jornadas de la Pascua, se optó por la alternativa de jugarlo en junio. Sin embargo, el verdugo fue nuevamente la crisis económica, que ahora ha vuelto a abofetear a una iniciativa que parecía que recuperaba el aliento y que quería revivir el esplendor del pasado.

«Habíamos contactado con clubes de ACB para que vinieran sus equipos de base a jugar. Incluso hablamos con Paco Vázquez [jugador ibicenco que militó recientemente en la élite del baloncesto español pero que ya está retirado] para que nos ayudara », subrayó el presidente del Ses Salines, que calificó como «una lástima» que la decimoctava edición no se celebre este 2014.

Otras épocas doradas
Después dos años de transición, con la participación de conjuntos más modestos del básquet estatal, los organizadores apostaban por volver a subir el caché. Y es que en Ibiza habían jugado las mejores promesas de canteras tan reconocidas como las del Real Madrid, el Barcelona, el Joventut de Badalona y el Unicaja de Málaga, entre otros.

Serra aseguró que este año tenían depositadas muchas ilusiones en hacer un gran torneo, porque la Semana Santa caía en mejores fechas –casi al final de abril–, lo que se traducía en disponer de más establecimientos hoteleros para alojar a los participantes. «Pero lo que es caro es el barco y el avión. Nadie quiere poner dinero para nada», señaló.

Además, según explicó el máximo responsable del Ses Salines, el Ayuntamiento de Sant Josep había mostrado su predisposición a colaborar económicamente con la iniciativa, para que se pudiera invitar a las categorías inferiores de clubes de la élite española. Sin embargo, el torneo no ha despertado el interés suficiente.

Diario de Ibiza.