EL PDV/PORTUS SE ESTRENA.

Jornada del Inter-islas que nos deja la derrota del Pinturas Cadena Can Cantó y la victoria del PDV/Portus Disnac Pitiús.

El partido de los chicos arrancó con un primer cuarto que dejó entrever las dos caras de este Can Cantó. Los de Lino González muestran dentro de su repertorio claros y nubes; capaces de anotar triplarros tras bloqueo directo y de perder 4 balones consecutivos. En esas dos vertientes los locales mostraban un cierto equilibrio que les llevaba a comandar el marcador tras los primeros 10 minutos disputados por 18 a 17.

Ambos conjuntos defendían en zona. El Sant Josep sobreprotegiendo la pintura con una 2-3 y el Can Cantó confiando en sus hombres altos con una 3-2. Los mallorquines abanderaban un movimiento de balón veloz y con criterio, con unos jugadores que parecían estar todos cortados por el mismo patrón. Un bloque sólido que padeció el resurgir de Cristian antes del descanso, quien con un partidazo hacía soñar a los suyos con dar la campanada (41-32 al descanso).

Claros y nubes. En la reanudación parcial de 0-11 para los locales y la figura de Cristian que se diviniza para mantener a los suyos en el encuentro. El cadete pillaba buena racha desde la línea de triple y abría espacios para los suyos. Así que la defensa del Sant Josep ajusta, presiona en toda la cancha y, poco a poco, va limando al héroe Cristian. Al final se impone la lógica y el socialismo del Sant Josep se hace con un partido disputado. 68 a 82 para los visitantes, pero partido entretenido y bonito.

En cuanto al Disnac Pitiús PDV/Portus, victoria por fin de las santaeulerinas. Tuvieron que pasar 8 jornadas para que las de Paco Cardona estrenaran el casillero de victorias. El damnificado fue el Bàsquet Pla, quien cuajó un partido discreto.

Las locales jugaron un primer cuarto marcado por las indecisiones, errores en el tiro libre y con numerables pérdidas para crear un parcial negagivo de 1-12 ante un Pla correcto, que se aprovechaba de los errores del rival, y cerraba el cuarto 10-18.

El segundo cuarto se iniciaba con un 3+1 por parte mallorquina que no cambiaba la perspectiva del partido. Ambos equipos, espesos y dudosos, unidos a las protestas colectivas por el criterio arbitral dejaban el 24-36 en el marcador al descanso.

Cambio de intensidad en el quintento ibicenco en la reanudación, que arriesgaba en defensa. Fue el conjunto mallorquín el que acumuló pérdida tras pérdida en este cuarto y realizó una zona mal planteada, en la cual el equipo local consiguió encontrar los agujeros para igualar el marcador (45-45).

Se iniciaba el último cuarto, con la primera iniciativa en el marcador por parte local. Nos encontramos con un cuarto loco y ajustado, en el que podría haber ganado cualquiera. Gran cantidad de errores por ambos equipos, sin embargo, el que menos falló fue el PDV, y consiguó llevarse el partido con un 58-54 final, llevándose al fin, la tan ansiada primera victoria en el Inter-Islas.