Al Sa Real Ópticas Tur Viñas le sobran dos minutos.

Descarados. Los chicos de Félix De la Osa decidieron perderle el miedo a la competición que les fulminó en el primer encuentro y salieron a cancha desatados. En frente, un Bahía San Agustín cariacontecido, a penas podía dar la réplica a las embestidas de Dionaiquel y compañía. Fue un inicio de partido esperanzador que a penas duró 6 minutos. Lo que se tarda en convertir el descaro en precipitación. Para el final del primer cuarto ya mandaba el Bahía (21-26).

Sa Real se dedicó a hacer la goma. La zona 3-2 de los mallorquines concedía segundas oportunidades y, aunque poco a poco los visitantes construían jugadas ofensivas elaboradas, no contaban con un valor sólido sobre el que ampararse. Mientras, los ibicencos acusaban la carga de faltas de Dio y Diego; sobretodo en el rebote.

Tanto se empecinó Sa Real en la remontada que finalmente la consiguió. Quedaban 6 minutos de partido y Sa Real mandaba en el parcador (72-70) dando lugar a un precioso intercambio de canastas.

Varios factores pudieron decantar la balanza a favor de un gran Sa Real; como una falta técnica y su correspondiente posesión (que acabó en canasta del Bahía) o la eliminación del dorsal 20, el mejor jugador de los palmesanos. Pero lo cierto es que a la hora de la verdad el ataque realense no pudo con la zona visitante.

Un triple del Bahía a falta de un minuto ponía un 77 a 81 inalcanzable. Solo entonces Sa Real bajó los brazos. Al final 77 a 82.

Por su parte, el Maripol & Royal Ses Salines no pudo competir contra el Zona 5 en su visita a Manacor. Ante la superioridad del rival, que acabó venciendo por 87 a 56, Pepa Tur optó por repartir los minutos con el fin de que todas las jugadoras vayan adquiriendo ritmo de competición (algo de lo que adolecen los equipos ibicencos). Las que no fallaron fueron Claudia Alba y María Costa con 20 y 21 puntos respectivamente.