Joe Arlauckas y Audie Norris brillan entre las estrellas ibicencas. (Diario de Ibiza)

Los estadounidenses Audie Norris y Joe Arlauckas, exjugadores de Barcelona y Real Madrid, son dos de los nombres más emblemáticos de una época en la que la Liga ACB era realmente carismática. Unos años en los que los jugadores llegados de los Estados Unidos eran una rara avis en España. Jugadores de puro músculo que, además, se identificaban hasta la médula con los colores de sus equipos de adopción. El pabellón de es Pratet fue el escenario ayer de la segunda edición del partido de las estrellas de la Liga Ibizabasketball, en el que Norris y Arlauckas compartieron minutos con los dos equipos. Aseguraron las risas en un duelo que arrancó con 20 minutos de retraso y en el que la victoria del Oeste frente al Este por 100-94 fue lo de menos.

Porque el encuentro fue un regalo tanto para los jugadores como para los asistentes. Sin defensa, las jugadas de ataque se sucedieron y el buen rollo fue la tónica habitual de los cuatro cuartos.

El exmadridista acertó desde más allá de la línea de tres puntos en la primera canasta del partido vistiendo la elástica del Este. Mientras, Norris se paseó con parsimonia por el poste alto, lastrado por los problemas físicos y sus 56 años. Arlauckas, con otro triple, y Jorge Rosa, con una asistencia con la cabeza, fueron los más destacados del primer cuarto (20-34).

El Oeste fue mejor en el segundo acto. Una penetración de Álex abrió las hostilidades y un palmeo de Álvaro tras un robo de balón redujo la diferencia en el electrónico (38-43). Un marcador que se igualó todavía más en el descanso (49-52). Norris y Arlauckas cambiaron de equipo en la segunda parte y el partido dio un nuevo giro. Tolotovic, con dos triples consecutivos, distanció al este hasta el 53-60. Pero los de rojo comenzaron una remontada que culminó Arlauckas (68-66). Dos puntos de diferencia con los que finalizó el tercer acto 70-68.

Una tendencia que se confirmó en el último periodo, en el que los jugadores del oeste consiguieron aumentar todavía más la renta, gracias también a la aportación de Ángel Pascual, que fue elegido como el jugador más valioso del partido. El marcador reflejó un 100-94 al final del duelo, pero todas las miradas fueron a los dos exjugadores, que atendieron hasta el final a todos los aficionados que quisieron fotografiarse con ellos.

En el descanso se llevó a cabo un concurso de triples y mates, para completar una jornada de las estrellas lo más parecida posible a la NBA. Jorge Rosa repitió como mejor triplista pitiuso masculino y el premio entre las féminas fue para Sara Miguel. Mientras que Joan de la Osa fue el mejor matador gracias a su imaginación. El primer intento lo inició con un mannequin challenge y el segundo tuvo la colaboración de tres niños, que, compinchados con De la Osa, salieron despavoridos al ver al deportista acercarse al aro.

Diario de Ibiza.