Lecciones de baloncesto con los maestros Paco Vázquez y Grimau. (Diario de Ibiza)

Las instalaciones de sa Blanca Dona y Can Coix acogen desde ayer la séptima edición del campus del exjugador ibicenco. 

Llegar a ser un buen jugador de baloncesto es más fácil si tienes a tu lado a dos grandes maestros. Paco Vázquez, el mejor jugador ibicenco de la historia, y Jordi Grimau, escolta del Movistar Estudiantes, arrancaron ayer sus respectivos campus de baloncesto en las instalaciones de sa Blanca Dona y Can Coix, dos actividades que se prolongarán hasta el sábado 1 de julio y que cada vez tienen más aceptación entre los jóvenes ibicencos.

El primer día, lógicamente, es de toma de contacto, para conocer a tus nuevos compañeros y para formar los distintos grupos con los que los monitores trabajarán en adelante. «El primer día cuesta un poco más, porque para muchos es algo nuevo. A partir de mañana todo estará mucho mejor coordinado», afirma Grimau. Para Vázquez, la primera jornada ha sido bastante positiva: «El domingo tuvimos la presentación, por lo que hoy –por ayer– la cosa ha sido algo más sencilla, aunque es verdad que el primer día siempre es más difícil».

Son dos proyectos diferentes y, según los protagonistas, complementarios. Por número de participantes y antiguedad, eso sí, el campus de Paco Vázquez gana por goleada. «Tenemos un total de 72 niños y nueve monitores, por lo que superamos la cifra del año anterior. El récord del campus, sin embargo, todavía lo tiene la primera edición, en el año 2010, con cerca de 80 inscritos», señala el ibicenco. «Nosotros vamos creciendo poco a poco, pero hay que tener en cuenta que es un proyecto humilde y familiar. Empezamos hace dos años con 20 niños y ya doblamos esa cantidad, con 40 participantes y cuatro entrenadores en esta edición», señala el menor de los hermanos Grimau.

Nacho Martín y Enhamed

Además de los entrenamientos y la diversión, tanto en la pista de baloncesto como en la piscina, otro de los alicientes son los invitados que suelen acudir a estos eventos para compartir sus conocimientos. Vázquez, en esta ocasión, trae a Nacho Martín, jugador al que él mismo dirige como entrenador ayudante en el Andorra. «Es un jugador con un toque muy distinto, muy cerca del tema americano, y que seguro que conectará muy bien con los chavales. También tendremos en esta ocasión a una psicóloga deportiva, que preparará dinámicas muy divertidas», afirma el exjugador. Por su parte, Grimau quiere demostrar a sus alumnos el espíritu de superación y, por lo tanto, ha invitado a Enhamed, primer invidente total en cruzar el Estrecho.

Mientras tanto, toca enseñar y aprender de los chavales. «No sólo les enseñas entrenando a nivel táctico y técnico, sino que ves como los niños se quedan con todos los consejos que les das. Hoy, por ejemplo, uno de los chicos contaba de forma muy graciosa su mala experiencia en el campeonato de Balears. No siempre se puede ir a un balear o un nacional y hay que aprovechar la oportunidad. Yo, por ejemplo, jamás en mi carrera pude ir a un campeonato de España», afirma Vázquez. «Lo mejor de todo es que, al llevar más de una edición, vas viendo cómo crecen los niños, porque casi el 90% repiten», añade Grimau.

Diario de Ibiza.

Anuncios