La cantera femenina pide paso. (Diario de Ibiza)

El baloncesto femenino insular busca abrirse hueco en el panorama provincial con el objetivo de recuperar un punto de referencia para la cantera, como lo fueron en el pasado el PDV o el Tanit. La falta de competencia en las ligas insulares de categoría cadete y júnior lastra la progresión de las jugadoras, que además «están pensando más en la universidad o en su futuro que en otra cosa». La reflexión es de Vicente Sanahuja, entrenador del único representante en la Liga júnior femenina Interilles, el Ibizatours & Islandbus Ses Salines. A consecuencia de esa falta de competitividad, la plantilla se ha tenido que nutrir con jugadoras de Sa Real y Can Cantó, además del Cric Ses Salines, para hacer frente al campeonato autonómico, en el que la mayoría de rivales acumula muchos más minutos y experiencia sobre las pistas de baloncesto.

«La competición en Ibiza es inexistente. Hasta el inicio de la Liga Interilles [en el mes de enero] las chicas juegan contra cadetes, y luego una fase final contra el otro equipo júnior, el PDV», explica con cierto pesar el técnico ibicenco, que teme por la continuidad del formato júnior en la isla. «Sí que peligra porque están en una edad donde los estudios son su prioridad, como es lógico», sostiene Sanahuja, que avanzó la intención del club de recuperar un equipo sénior para que sea «el punto de referencia» para la cantera.

El Ses Salines júnior, mientras tanto, ha perdido sus dos primeros encuentros en la competición provincial. El pasado fin de semana estuvo a punto de completar una gran remontada ante el Sa Pobla después de ir perdiendo de 25 puntos en los primeros cuartos. A pesar del esfuerzo, el equipo de Can Guerxo acabó perdiendo 54-61.

«Lo importante es que estamos compitiendo. Hay tres equipos arriba que son inaccesibles, pero luego estamos otros cinco con los que podemos estar ahí. El objetivo es conseguir cuatro o cinco victorias», sostiene Sanahuja, quien argumenta que en la plantilla hay jugadoras debutantes y otras con experiencia en la competición. «El año pasado fue una temporada adversa, pero este año estamos más bregados», aclara.

En el encuentro del sábado, como anécdota, se rindió un homenaje a la jugadora ibicenca Isla, que regresaba a Can Guerxo con la elástica del Sa Pobla mallorquín.

Diario de Ibiza.

Anuncios