Clubes ibicencos emigraron esta Semana Santa.

Otrora gran anfitrión de multitudes de clubes de pedigrí el actual panorama baloncestístico de las Pitiusas invita a ampliar horizontes y a conocer mundo. Así lo han entendido Ses Salines y Sa Real, que aprovecharon el parón de las ligas federadas producido en Semana Santa para salir de la isla, hacer turismo y disputar algún torneo de baloncesto en la península.

El Bàsquet Sa Real envió dos expediciones a distintos puntos de la geografía española. Zaragoza y Costa Brava, en Girona, fueron los destinos del Infantil masculino A y el Cadete y el Infantil femeninos. Los chicos acabaron séptimos en el torneo de Zaragoza, mientras que las chicas acabaron campeonas y subcampeonas en sus respectivas categorías en Girona.

El CRIC Ses Salines visitó las ciudades de Palencia, León y Bilbao donde realizaron una extraordinaria cantidad de actividades que comprendían desde partidos amistosos, torneos de tres contra tres o entrenamientos hasta actividades totalmente desvinculadas con el baloncesto como el paintball. También tuvieron ocasión de ver un partido de ACB entre el Bilbao Basket y el Iberostar Tenerife, en el que pudieron fotografiarse con algunos jugadores.

El resto de clubes de las Pitiusas velaron armas de cara al Torneo del PDV que se disputará a finales de abril. Algunos, como el Club Esportiu Can Cantó, realizando su propio campus de cuatro días o el Matins de Bàsquet del CB Formentera.

29683436_2032079097065460_2260169607785943382_n

Anuncios