Concluye el III Torneo Hipotels Illes de Bàsquet.

La comarca del Levante mallorquín ha acogido este fin de semana el III Torneo Hipotels Illes de Bàsquet. Son Servera, Capdepera y Sant Llorenç de Cardassar han sido las tres sedes de las diferentes actividades que durante este fin de semana han convertido el levante mallorquín en la capital del minibasquet balear con la presencia de jugadores y jugadoras de todas las Islas.

Han sido dos días muy intensos con el torneo entre los combinados mini, el 3×3, la Mesa Redonda “Solidaridad y Deporte” y la charla de Miguel Ángel Palenzuela “Relación familia, árbitro y entrenador en Minibàsquet”.

Este III Torneo Hipotels Illes de Bàsquet ha contado con la presencia de 48 niños y 48 niñas de la categoría minibàsquet. Dos grupos de los cuales saldrán selecciones baleares que competirán en el Campeonato de Espeña de las selecciones autonómicas para Semana Santa en San Fernando (Cádiz).
Al margen de los partidos entre los combinados, el III Torneig Hipotels Illes de Bàsquet ha acogido también la Mesa Redonda “Solidaridad y Deporte” con la participación de Fernando Romay, Guitín Timoner, Marta Andrey y Víctor Eguriase Uwagba con la moderación de Toni Muñoz, presidente de Colef Illes Balears. Un intercambio de ideas durante casi hora y media muy interesante. Charla sobre de qué manera el deporte ha sido una herramienta fundamental para hacer frente a determinadas situaciones que han requerido un esfuerzo solidario importante como el pasado mes de octubre en el Levante mallorquín.

El ex-árbitro FEB y técnico arbitral de la Federación Española de Baloncesto, Miguel Ángel Palenzuela, ha sido el encargado de impartir la charla “La relación árbitro-entrenador-familia en el minibasket”. Un espacio de debate sobre la convivencia de estos tres actores durante esta etapa formativa. Palenzuela ha dejado muchas reflexiones como que “se ha de enseñar a ganar y a perder”. Ha aclarado que “los árbitros también se preparan para afrontar un partido y la temporada”. El técnico arbitral de la FEB ha incidido en que hoy en día ninguno permite que se insulte a un jugador pero es habitual escuchar insultos y críticas al árbitro.